Actividades

La Santa Sede

MIERCOLES DE CENIZA

Fecha: 14/02/2018
El Miércoles de Ceniza es el primer día de la Cuaresma en el calendario litúrgico católico Se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos que da comienzo a la Semana Santa.

La Cuaresma comienza con el miércoles de Ceniza, este día, es para los católicos un tiempo de oración, penitencia y ayuno, igual que el Viernes Santo, se realiza la imposición de la ceniza a los fieles que asisten a la Santa Misa. Estas cenizas se consiguen de la quema de los ramos del Domingo de Ramos del año anterior, y son bendecidas y colocadas sobre la frente de los fieles como signo de la caducidad de la condición humana; como signo penitencial; y como signo de conversión, que debe ser la nota dominante durante los cuarenta días que dura la Cuaresma y que la Iglesia marca para la conversión del corazón.
La imposición de las cenizas nos recuerda que nuestra vida en la tierra es pasajera y que nuestra vida definitiva se encuentra en el Cielo.
Las palabras que se usan para la imposición de cenizas, son:

"Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás"

"Conviértete y cree en el Evangelio".

2017-03-19_miercoles_de_ceniza_560

En la mayoría de las culturas, las cenizas son símbolo de la muerte y de la precariedad de la vida.
El simbolismo de la ceniza se relaciona con el hecho de ser el residuo frío y pulverulento de la combustión, lo que persiste luego de la extinción del fuego. La ceniza simboliza la muerte, la conciencia de la nada y de la vanidad de las cosas, la nulidad de las criaturas frente a su Creador, el arrepentimiento y la penitencia. De allí las palabras que Abraham pronuncia en el Génesis
Aunque soy polvo y ceniza me atrevo a hablar a mi Señor. (Génesis 18:27)
Antiguamente, los judíos acostumbraban a cubrirse de ceniza en señal de luto o duelo. En la Biblia es un símbolo característico de penitencia interior o duelo (ver, por ejemplo: Mt 11:21). y los ninivitas también usaban la ceniza como signo de su deseo de conversión y arrepentimiento profundo de su mala vida a una vida con Dios. Los mensajeros de malas noticias solían cubrir de ceniza su cabeza.
En los primeros siglos de la Iglesia, las personas que querían recibir el sacramento de la reconciliación el Jueves Santo, se ponían ceniza en la cabeza y se presentaban ante la comunidad vestidos con un "hábito penitencial". Esto representaba su voluntad de convertirse.
En el año 384 d.C., la Cuaresma adquirió un sentido penitencial para todos los cristianos y desde el siglo XI, la Iglesia de Roma solía poner las cenizas al iniciar los 40 días de penitencia y conversión.
También, fue usado el período de Cuaresma para preparar a los que iban a recibir el Bautismo la noche de Pascua, imitando a Cristo con sus 40 días de ayuno.
La imposición de ceniza es una costumbre que nos recuerda que algún día vamos a morir y que nuestro cuerpo se va a convertir en polvo. Nos enseña que todo lo material que tengamos aquí se acaba. En cambio, todo el bien que tengamos en nuestra alma nos lo vamos a llevar a la eternidad. Al final de nuestra vida, sólo nos llevaremos aquello que hayamos hecho por Dios y por nuestros hermanos los hombres.
La celebración de este día puede iniciarse con una procesión penitencial desde el exterior del templo, desde una capilla vecina, o por lo menos una entrada procesional del sacerdote celebrante y los ministros sagrados. Mientras ocurre esta procesión se cantan las letanías de los santos
Cuando el sacerdote nos pone la ceniza, debemos tener una actitud de querer mejorar, de querer tener amistad con Dios. La ceniza se le impone a los niños y a los adultos.
En el siglo IV se fijó la duración de la Cuaresma en 40 días, ésta comenzaba 6 semanas antes de la Pascua (Para calcular la fecha de la Pascua se usaba el Computus, en domingo, el llamado domingo de "cuadragésima". Pero en los siglos VI-VII cobró gran importancia el ayuno como práctica cuaresmal. Entonces surgió un inconveniente: desde los orígenes de la liturgia cristiana nunca se ayunó en día domingo por ser "día de fiesta", la celebración del día del Señor. Entonces, se movió el comienzo de la Cuaresma al miércoles previo al primer sábado del mes.
El Miércoles de Ceniza es una celebración litúrgica móvil ya que tiene lugar en diferente fecha cada año, siempre relacionada con la también móvil celebración de la Pascua. Puede acontecer entre el 4 de febrero y el 10 de marzo.

.La palabra carnaval significa adiós a la carne y su origen se remonta a los tiempos antiguos en los que por falta de métodos de refrigeración adecuados, los cristianos tenían la necesidad de acabar, antes de que empezara la Cuaresma, con todos los productos que no se podían consumir durante ese período (no sólo carne, sino también leche, huevo, etc.)
Con este pretexto, en muchas localidades se organizaban el martes anterior al miércoles de ceniza, fiestas populares llamadas carnavales en los que se consumían todos los productos que se podrían echar a perder durante la cuaresma.
Muy pronto empezó a degenerar el sentido del carnaval, convirtiéndose en un pretexto para organizar grandes comilonas y para realizar también todos los actos de los cuales se "arrepentirían" durante la cuaresma, enmarcados por una serie de festejos y desfiles en los que se exaltan los placeres de la carne de forma exagerada.

lu
ma
mi
ju
vi
sa
do
30
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
1
2
3
FIESTA DE LA PARROQUIA DE NTRA SRA DE LA MISERICORDIAIX SABATINA DE LA HDAD. DE NTRA. SRA. DEL ROCÍO LA ESTRELLA DE MADRIDCamboares