Noticias

La Santa Sede

El Hermano de Honor Rvdo. P. José María González de Quevedo S.I. muere en Malaga

Fecha: 02/10/2015
Me gustaría hacer mención en este día, a ese gran rociero que fue el padre Quevedo pregonó la devoción rociera allá donde fue, también lo hizo para nuestra Hermandad como Pregonero los años 2000 y 2005, dejó un gran recuerdo porque sus palabras estaban llenas de afecto, cariño y sobre todo amor y cercania

 Noticia del ABC de Andalucia nos lo comunica diciendonos lo siguiente:

El pasado viernes 2 de octubre fallecía en Málaga, a los 89 años, donJosé María González de Quevedo y Álvarez, sacerdote jesuita y célebre escritor y poeta. Nació en Málaga en 1926, ingresó en la Compañía de Jesús y cursó sus estudios sacerdotales en El Puerto de Santa María y seminario de Comillas (Santander).

En 1960 se incorporó al Centro Misional de Montilla (Córdoba) y participó activamente en numerosas misiones en Buenos Aires, Lima, Vitoria, Murcia, Granada, Sevilla, Santiago de Compostela, etc. Recorrió toda España predicando pastoralmente y sus homilías tuvieron siempre un hondo contenido teológico, fruto de su gran formación religiosa.

Estuvo muy vinculado a muchas Hermandades del Rocío, a las que dedicó sus cultos y pregones, especialmente a las Hermandades de Almonte, Sanlúcar de Barrameda y La Palma del Condado. De hecho, en 2013 fue nombrado hermano honorario de la Hermandad Matriz de Almonte.

En 1996 se publico su libro «Cosas de Ella», que recoge la mayor parte de sus poemas dedicados a Andalucía y a la Virgen, destacando sus célebres poemas rocieros inmortalizados por famosos interpretes y conjuntos (Romeros de la Puebla, Requiebro, Chiquetete y numerosos Coros rocieros). Entre esos muchos poemas hoy recordamos especialmente uno lleno de finura y melancolía, que cantaba a la Virgen y al Niño cuando acababa la Romería y la tristeza invadía el corazón:

«La Rocina está en silencio, el sol se duerme aburrío; están recientes las huellas de las gentes que se han ío. El Niño se ha despertao y vio tan sola la ermita que, de pena, resbalaba el llanto por su carita. La Pastora mece al Niño; qué largos se hacen los días, tiene que pasar un año pa volver la romería. El pastorcillo impaciente cuando la Virgen dormía, deshojó to el almanaque pa que volaran los días. Y el Niño se fue durmiendo soñando con caravanas, que vienen por la marisma cantando por sevillanas»

lu
ma
mi
ju
vi
sa
do
29
30
31
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
1
2
II SABATINA DE LA HDAD. DE NTRA. SRA. DEL ROCÍO LA ESTRELLA DE MADRIDIII SABATINA DE LA HDAD. DE NTRA. SRA. DEL ROCÍO LA ESTRELLA DE MADRID.Camboares